fbpx

¿Recesión en Estados Unidos?

Los 3 indicadores que contradicen las predicciones de que el país se encamina a una crisis económica

Todo lo que sube tiene que bajar. Es una inexorable ley de la física que ahora muchos se preguntan si también se aplicará a la economía de Estados Unidos.

Mientras el crecimiento mundial se ralentiza y las bolsas de valores de referencia caen ante el temor por los efectos de la guerra comercial entre Washington y Pekín, crece también la duda de hasta cuándo durará la expansión económica estadounidense, la más larga de su historia tras sumar 120 meses de crecimiento.

Las perspectivas globales no son positivas. Dondequiera que miren los economistas encuentran nubes en el horizonte.

Sin embargo, hay otros elementos que permiten poner en duda los augurios de que la primera economía del mundo se encamina a una crisis económica.

1. Desempleo bajo mínimos

La tasa de desempleo no es uno de los primeros factores que permiten avizorar la llegada de una recesión. Usualmente, cuando el empleo empieza a caer, la crisis ya ha comenzado.

Sin embargo, se le considera como un factor bastante confiable para determinar la ocurrencia de estos fenómenos, ya que el desempleo suele dispararse en una recesión y en épocas de crecimiento no suele aumentar mucho.

En estos momentos, la tasa de desempleo en EE.UU. se sitúa en el 3,7%, lo que la coloca en su nivel más bajo en casi 50 años.

Muy vinculado con este factor está el empleo temporal. Se trata de un elemento importante ya que, por su propia naturaleza, las empresas llenan o vacían este tipo de posiciones con facilidad y rapidez atendiendo a sus circunstancias y expectativas.

Sin embargo, hasta junio de este año, este indicador de empleo temporal se hallaba cercano a su récord histórico, aunque había dejado de crecer.

Por si fuera poco, la tasa de desempleo no solamente se encuentra baja, sino que muestra una tendencia descendente.

Según un análisis del Instituto Brookings, cuando esto ha ocurrido a lo largo de la historia, existe menos de un 10% de probabilidades de que ocurra una recesión durante los doce meses posteriores.

2. Consumidores confiados y activos

Una economía como la estadounidense depende en gran medida de la actitud de los consumidores. Si la gente deja de gastar, es muy difícil que su PIB crezca.

Por eso, un indicador relevante es la marcha de las ventas minoristas, pues cuando el gasto se reduce mucho es porque probablemente ya hay una recesión en marcha.

Según cifras del Departamento de Comercio de EE.UU., las ventas al por menor crecieron el pasado julio un 0,7%, sumando así un crecimiento de 3,4% interanual.

La noticia fue bien recibida por quienes temían una desaceleración del consumo en el país.

Estas compras suelen relacionarse con las expectativas que tienen las personas sobre su situación económica personal y la economía en general.

Vinculado con esto, los índices de confianza del consumidor son otro elemento relevante a la hora de pronosticar la llegada de una recesión.

Aunque este indicador puede sufrir grandes variaciones entre un mes y otro, su tendencia a largo plazo es la que resulta reveladora.

Así, por ejemplo, un estudio de economistas de Morgan Stanley concluyó recientemente que una caída del 15% interanual en el índice elaborado por la Conference Board y la Universidad de Michigan es un elemento que permite predecir de forma confiable una recesión.

Atendiendo a este criterio, se puede decir que la economía estadounidense se encuentra en buen estado, ya que la confianza de los consumidores se encuentra prácticamente igual que hace un año.

3. La Reserva Federal y las tasas de interés

Cuando en el otoño de 2007 empezó la llamada “Gran recesión”, la crisis económica global derivada de la burbuja inmobiliaria en EE.UU., las tasas de interés fijadas por la Reserva Federal (Fed) se encontraban en 5,25%.

15 meses más tarde, en diciembre de 2008, esa tasa había sido reducida por primera vez en la historia a 0%, como parte de un intento del banco central estadounidense de estimular la economía.

La Reserva Federal mantuvo ese tipo de interés hasta finales de 2015, cuando comenzó a subirlos progresivamente hasta llevarlos al 2,5% en diciembre de 2018.

El pasado mes, y en lo que se considera como una jugada preventiva, la Fed decidió bajar los intereses nuevamente apenas un cuarto de punto para colocarlos en 2,25%.

Algunos economistas estadounidenses criticaron la decisión señalando que las tasas de interés estaban aún muy bajas, muy lejos de aquel 5,25% de 2007, y que en los niveles actuales la Fed tendrá poco margen de maniobra para estimular la economía si llega una recesión.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su asesor económico Peter Navarro estuvieron entre quienes criticaron la decisión de la Fed, pero no por haber bajado los intereses sino porque su reducción era muy pequeña.

La Casa Blanca argumenta que es necesario cortar un punto porcentual completo para ser más competitivos ante otros países como los de la zona euro, donde las tasas de interés aún se mantienen en el histórico 0%.

En el actual contexto internacional y tras la reciente decisión de China de devaluar su moneda, al gobierno de Trump le preocupa que el diferencial en las tasas de interés mantenga el dólar muy alto en comparación con otras monedas, restando así competitividad a las exportaciones estadounidenses.

Sin embargo, que la Fed aún tenga unas tasas de interés de 2,25% mientras en la zona euro son de 0% implica que, en caso de riesgo de una recesión, EE.UU. cuenta aún con la posibilidad de bajar los tipos para estimular la economía e intentar evitar la crisis.

Acompáñanos en nuestro webinar gratuito, donde Victor Hernandez, Real Estate Broker y Presidente de Red Point USA, junto a Judith Peraza, Presidente de Perland Title y Mauricio Ordoñez, Presidente de The Q Kapital, estarán brindando un pronóstico asertivo de lo que viene la próxima década sobre Invertir en el Sur de la Florida.

Conocerá:

– Aspectos Importantes de la economía local e Internacional

– El movimiento del mercado inmobiliario y sus tendencias

– Se habla de una recesión económica, ¿qué significa y cómo nos afecta?

– Cómo puede tomar ventaja de estas proyecciones para los próximos años.

http://webinar.redpoint-international.com/

 

 

 

 

Descarga nuestra guía GRATIS

GuÍa del INVERSIONISTA

En nuestra guía, 11 Razones para invertir en el Sur de la Florida, hemos reunido alguna excelentes razones para tomar la decisión tan importante de invertir en Florida.

CONTÁCTANOS

 

OFICINA

10887 NW 17th St #206,

Miami, FL 33172

Estado Unidos.

Horario

L-V: 9am – 5pm